CFDs: Todo lo que debes de saber




Anuncia con nosotros

En el mundo de las finanzas podemos encontrar diferentes mecanismos diseñados para ofrecer distintas formas de invertir como los CFDs. Una de las opciones que más está cobrando popularidad entre inversionistas tanto novatos como expertos, además de ser una opción con muchos beneficios y puntos a tomar en cuenta.

También conocidos como contratos por diferencia, estos mecanismos te permiten invertir en otros activos subyacentes de forma mucho más sencilla y rápida. Es por eso que aquí te contaremos todo lo que debes de saber sobre esta nueva forma de invertir y hacer que tu dinero crezca.

➡¿Qué son exactamente los CFDs?

Los CFDs podemos definirlos como un contrato , por algo son llamados contratos por diferencia, en el que una institución, puede ser un banco o un bróker, y un inversor acuerdan intercambiar la diferencia de precio de un activo. Dicha diferencia se calcula mediante el precio del activo al momento de firmar el contrato y el precio de venta al finalizar el mismo.

De este modo, el inversor no es dueño del activo en ningún momento, únicamente del contrato donde se acuerda el intercambio de la diferencia. Esto hace que tanto el apalancamiento sea mejor como la inversión menor.

Al no tener el activo como tal, de forma física, el inversor recibe diferentes beneficios. Uno de ellos es el poder realizar operaciones con apalancamiento casi masivo , es decir, realizar contratos con grandes sumas de dinero, pero con inversiones pequeñas. Lo que hace que el mercado sea mucho más accesible.

Toma en cuenta que el valor final del activo puede ser menor a lo pactado o este puede perder valor lo que lleva a que el CFD termine siendo negativo. Si se opera con un alto apalancamiento, el riesgo de pérdidas se vuelve muy elevado.

CFDs

 

➡¿Cómo funcionan los CFD?

Un CFD por apalancamiento funciona mediante un préstamo del bróker , el cual se encarga de aportar una cantidad de la operación. De este modo nosotros podemos operar sin la necesidad de poner todo el dinero de la misma, lo que hace que las inversiones sean accesibles.

Por lo regular, los Bróker solicitan un porcentaje del CFD o contrato en garantía pues debemos recordar que la casa nunca pierde. Este monto está diseñado para cubrir algún tipo de pérdida, aunque estas también se cobran diariamente liquidaciones en contratos de mayor duración. El monto de garantía va del 5 al 25% de la operación más comisiones del bróker.

 

La garantía normalmente aplica para operaciones que se cierran el mismo día . En caso de no cerrar la operación al día, el bróker ajustará el contrato a la tasa de financiación inter financiera actual. Esto se refleja en un nuevo cobro de nuevas posiciones a pesar de ser la misma en un período de tiempo diferente.

Te recomendamos que no desactives los Stops garantizados, ya que funcionan como una especie de alerta en caso de pérdidas. Si la posición incurre en pérdidas y no responde a la llamada al margen para igualar el depósito mínimo exigido, el bróker cerrará las posiciones.

➡El riesgo de los CFDs

Dentro de los CFDs podemos encontrar dos riesgos importantes de acuerdo con expertos. El primer riesgo es el alto apalancamiento el cual, en caso de que el activo pierda valor, puede traducirse en pérdidas muy altas y deudas con el bróker. Esto debido a que el apalancamiento es un préstamo para operar.

El segundo riesgo está en que los mercados son muy volátiles por lo que un activo que pareciera estable y de valor hoy, mañana podría no costar nada. Algo así pasó con el petróleo durante la pandemia de Covid19 del 2020.

➡Tipos de CFD

Antes de invertir en CFDs debes de saber que existen diferentes clases. Cada uno de estos tipos cuenta con características especiales que debes de tomar en cuenta. Aquí te contaremos de que va cada tipo de CFD.

  • Activos financieros: Los CFD para activos financieros se enfocan en cubrir este tipo de activos. Es decir, son contratos por diferencia los cuales operan únicamente con activos financieros de diferente índole. Aquí encontramos CFD enfocadas a activos como: divisas, acciones, bonos, ETF, tipos de intereses, fondos, entre otras opciones.
  • Activos no financieros: Por otro lado, podemos encontrar los CFD o contratos por diferencia enfocados a activos que no pertenecen a la rama financiera. Aquí las opciones son muchas, aunque podemos destacar la inversión en materias primas como metales, cereales, petróleo, etc. También se clasifican algunos índices los cuales suelen ser bursátiles.

CFDs

➡Pros de los CFD

Operar con CFD te dará ventajas como:

  • Acceso a mercados mundiales: Una de las grandes ventajas de este tipo de contrato es que ofrece acceso a mercados de todo el mundo. Puedes lanzar un CFD, por ejemplo, en mercados españoles, franceses, asiáticos y más.
  • Stops garantizados: Esta función permite cerrar las operaciones cuando las pérdidas de estas superan el capital inicial que depositaste. Esta especie de seguro o paro de emergencia está diseñado para evitar que las pérdidas superen tus fondos , lo cual ayuda a reducir así el alto riesgo de la volatilidad del CFD.
  • Operaciones en corto y largo plazo: Otra gran ventaja del CFD es que permite operar tanto en el corto como en el largo plazo . Puedes abrir y cerrar operaciones el mismo día o dejarlas más tiempo para beneficiarte de las fluctuaciones del mercado.
  • Costos de inversión: Además, debes de saber que los CFD te permiten operar con una inversión relativamente baja. Lo único que necesita es cubrir el costo inicial que va de un 5 a un 25% lo que permite operar con una cantidad de dinero muy alta, pero con una inversión menor.

➡Contras de los CFD

Por último, debes de saber que los CFD también tienen un lado negativo, la alta volatilidad del mercado puede hacer que tu pase operación de valer mucho a valer poco en instantes. Además, esto se puede traducir en grandes pérdidas si no sabes aprovechar el apalancamiento adecuadamente.

Anuncia con nosotros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *